Sarigui Bake 

“Nuestra vida ha cambiado gracias al pozo porque ahora puedo ducharme, lavar la ropa más fácilmente y beber agua potable”